Reportes de Sustentabilidad. Tendencias a la hora de reportar

Desde 2011, la revista Mercado lleva adelante un informe anual sobre “Cómo rendir cuentas en RSE”. Como punto de partida, solicita a las empresas que hagan llegar sus reportes de RSE o sustentabilidad, para ser evaluados por expertos externos. De entre ellos (fueron 56 este año), se seleccionan 10 destacados, trabajos sobresalientes en función de criterios de evaluación rigurosamente definidos.

Como en las ediciones anteriores, la evaluación estuvo a cargo de dos profesionales con amplia experiencia en el tema de reportar en RSE y sustentabilidad, independientes, libres de compromiso, y con una sólida formación. Una de ellas es la presidente de Fundación el otro, Cristina López, Contadora Pública (UBA), experta en Responsabilidad Social, auditora social y coach organizacional. La otra profesional es Adriana Rosenfeld, Computadora científica (UBA), Licenciada en Información Ambiental (UNL), auditora ambiental (certificada), experta en 26000:2010, con certificado de IRAM y Formadora de Formadores en RSE (certificada).

Comentario de las expertas

Como miembros del comité evaluador, durante las últimas revisiones anuales de reportes de sustentabilidad de empresas que operan en la Argentina, hemos podido apreciar un proceso de evolución sumamente positivo.

En este período se dieron muchos cambios de contexto. Aquellos que han seguido la metodología GRI han ido migrando hacia las nuevas versiones de la misma y quienes han optado por la nueva modalidad de reporte integrado han incorporado sus principios rectores (enfoque estratégico y orientación hacia el futuro, conectividad de la información, capacidad de respuesta a partes interesadas, materialidad y concisión, confiabilidad e integridad y coherencia y comparabilidad).

Estos nuevos desafíos, más allá de la experiencia en materia de reporte que las propias empresas han ido desarrollando, sin duda contribuyeron a mejorar la calidad de la información aportada. Ello, sumado a que nuevas empresas han comenzado a su realizar sus reportes y cada año son más aquellas que participan de esta iniciativa, nos ha impulsado a la definición de criterios cada vez más estrictos para distinguir a quienes reflejan un compromiso mayor con la rendición de cuentas.

En los últimos cinco años se han ampliado y profundizado en dos oportunidades los criterios de evaluación y los tres siguientes han pasado a ser considerados definitorios en el proceso de calificación: que la información contenida en el reporte sea oportuna, que los datos expuestos se presenten desagregados por localización geográfica de modo que los distintos grupos de interés locales puedan acceder a la información que corresponde a la Argentina, y que para la elaboración del reporte se utilice alguna metodología globalmente reconocida (GRI o IR).

A estos criterios que podríamos llamar “esenciales” los acompañan otros que van más allá del contenido del reporte y su eficiencia comunicacional. Los mismos tienen que ver con el nivel de exhaustividad de la información, con el reconocimiento de iniciativas internacionales de responsabilidad social como el Pacto Global, la Norma ISO 26000:2010, las Directrices de la OCDE para empresas multinacionales, con el uso de otras normas como la AA1000 o la SA 8000, con el aporte de información sobre certificaciones relacionadas con aspectos de la sustentabilidad (tales como ISO 14001, OHSAS 18001, FSC, entre otras) y más recientemente con la consideración de los

Objetivos de Desarrollo de Sostenible (ODS) – conjunto integrado de prioridades mundiales para el desarrollo sustentable lanzados por las Naciones Unidas en 2015.

Entendemos que el recorrido realizado por las empresas, desde la presentación de un básico relatorio de acciones filantrópicas hasta la publicación de este tipo de documento que representa un recurso concreto para que los diferentes públicos puedan disponer de información detallada para identificar los impactos reales o potenciales de índole económico, social o ambiental que les son de interés, ha sido un camino de gran esfuerzo y aprendizaje. Sin duda se trata de un proceso de construcción de capacidades intra-organización que requiere de un gran compromiso, y es por ello que en esta edición quisiéramos destacar en particular a aquellos que durante los últimos cinco años han sido de manera constante ejemplo de excelencia en materia de reporte: Galicia, Gas Natural Fenosa y Manpower Group Argentina.

¿Qué es lo que los ha hecho siempre “sobresalientes”, qué características comparten que a nuestro juicio hace que se destaquen? Desde un punto de vista técnico, siempre estuvieron al máximo nivel de abordaje en el uso de la metodología de reporte elegida y en su articulación con otras iniciativas que contribuyeran a mejorar la información reportada.

Estas características son las que les permitieron una continuidad en su adecuación a los criterios de evaluación aun cuando estos fueron profundizándose y haciéndose cada vez más exigentes. Más allá de lo técnico entendemos que este resultado no puede ser sino el producto de una visión organizacional que integra la sostenibilidad y las lleva a la práctica en sus operaciones.

Descarga de la nota completa disponible:

2017. Revista Mercado. Abril. Tendencias a la hora de reportar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *